EL HOMBRE QUE APRENDIÓ PORTUGUÉS EN UN DÍA

William Sidis

WILLIAM JAMES SIDIS

(1 de abril de 1898 -17 de julio de 1944)

En la historia han existido grandes genios como Albert Einstein o Stephen Hawking, quienes gracias a su gigantesco intelecto, han ofrecido los mejores puntos de vistas científicos para ser tomado en consideración. Y así poder comprender de una mejor manera el funcionamiento de lo que nos rodea y de cómo podemos aprovechar estos elementos para poder avanzar. Demostrando que el conocimiento es poder.

Se dice que ninguno estos dos grandes científicos ni nadie en el planeta tierra, ha superado la inteligencia de James William Sidis.

William James Sidis fue un prodígio y poliglota nacido el 1 de abril de 1898, en Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, hijo de dos inmigrantes rusos-judíos. Se dice que su coeficiente intelectual fue estimado entre 250 y 300, muy superior a los 160-180 de Einstein con una capacidad de aprendizaje y entendimiento sobrehumana se le considera el hombre más inteligente del mundo.

A los 18 meses ya podía leer el periódico The New York Times, y que a los ocho ya hablaba de manera fluida el francés, alemán, ruso, turco, armenio, hebreo y latín, además del inglés, su lengua materna. En total, ¡ocho idiomas distintos!

Desde pequeño dio muestras de su mente superdotada, pues además de hablar ocho idiomas, inventó uno propio llamado ‘vendergood1 en 1905, a tan solo 7 años de edad. Con los años los lingüistas experimentados estudiaron y calificaron este idioma inventado por Sidis como “muy completo y correcto”.

 

niñez Sidis

Entre las proezas documentadas de este niño prodigio, se cuenta que pasó el curso de tercero de primaria en solo tres días, aprendiendo todas las lecciones que este contemplaba.

Antes de cumplir los 8 años de edad, William ya había escrito cuatro libros (dos de anatomía y dos de astronomía), además de pasar los cursos de admisión para el MIT (Massachusetts Institute of Technology).

Los logros continuaron en sus primeros años de vida, pues a los 11 entró a la Universidad de Harvard y a los 16 se graduó de la carrera de medicina. Una anécdota cuenta que un día llegó a una biblioteca y pidió que le dieran todos los libros que allí había de la lengua portuguesa.

Se retiró hasta la noche, tras haber leído en portugués todo el día. La mañana siguiente presentó un examen en esa lengua, el cual aprobó con calificación perfecta, acreditando que dominaba dicho idioma. Se podría considerar este hecho como un record histórico en cuanto a la inteligencia humana se trata, por lo que esto afirma que James William Sidis fue el hombre más inteligente del mundo y lo sigue siendo hasta la fecha.

De acuerdo con una prueba de coeficiente intelectual, aplicada Williams James Sidis por un psicólogo, la estimación fue de entre 250 y 300 puntos. Muy por encima de la obtenida por los considerados genios como Einstein (160 – 180) o Stephen Hawking (160). El promedio normal es de 90 a 110 puntos.

Pese a su probada capacidad intelectual, William no destacó al nivel de otros genios. Murió el 17 de julio de 1944, hablando 40 idiomas distintos de manera perfecta y tras haber terminado siete carreras universitarias.

Sidis se consideraba así mismo como ateo y creía fielmente en los valores comunistas, lo cual le generó diversos problemas puesto que se consideraba un activista social de esta doctrina, en aquella época algo muy polémico. Esto indica que sus conocimientos no se especializaban únicamente en ciencia, sino que tenía una opinión bastante sólida de los movimientos sociales y las doctrinas, enfocado en los derechos humanos.

Dedicó su vida al estudio de las ciencias, dejando múltiples teorías que son tomadas en cuenta en la actualidad para complementar el conocimiento del hombre. Sin embargo, se destacó en sus pensamientos acerca de las doctrinas sociales y ciencias políticas, cuando este fue encarcelado por participar en una marcha comunista en aquellos años. Los pensamientos de James William Sidis se enfocaron principalmente en la protección de los derechos humanos.

Su vida ha sido motivo de curiosidad y análisis durante muchas décadas, sobre el tipo de desarrollo educativo que William James Sidis recibió de su familia. Su madre fue licenciada en medicina y su padre fue licenciado y medicina y filosofía, autor de varios libros.

Es al padre de William,  Boris Sidis, es a quien se le atribuye haber aplicado sus conocimientos de psicología para potenciar la capacidad intelectual de su hijo. La vida del joven prodigio ha sido motivo de libros, así como de una cinta de 1997 titulada ‘Good Will Hunting’, protagonizada por Matt Damon y Robin Williams.

Escribió extensamente sobre muchos temas, incluyendo cosmología, termodinámica, tranvías, historia de los nativos americanos, ingeniería civil, antropología y filología.

Sidis murió en 1944 de una hemorragia cerebral en Boston a la edad de 46 años.

 

1 Vendergood fue una lengua artificial, creada por William James Sidis, en 1905.
Sidis describió la lengua en su segundo libro, llamado Libro de Vendergood (inglés: Book of Vendergood), que él escribió cuando aún era un niño. Aparentemente, la lengua era basada principalmente en el latín, pero también tuvo influencias del alemán y del francés, así como de otras lenguas romances. Él hacía la distinción entre ocho diferentes conjugaciones: indicativo, potencial, imperativo absoluto, subjuntivo, imperativo, infinitivo, optativo, además de una creación gramatical de Sidis: forceable (inglés: strongeable). Artículos eran agrupados por una inflexión de género descrita por un observador como “más compleja que un verbo japonés.”
Vendergood utilizaba un sistema de números de base 12, porque, como Sidis explicó, “La unidad al vender cosas es 12 de las cosas (docenas) y 12 es el más pequeño número que tiene cuatro factores”.
Ref. https://es.wikipedia.org/wiki/Vendergood

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: